Por qué elegir pisos laminados para tu casa


Quizás estás ante el gran proyecto de cambiar los pisos de tu casa y quieres darle una personalidad única a tu nuevo hogar.

La madera es uno de esos materiales que le dan calidez y calidad a un espacio, y por supuesto un buen piso instalado se ve sensacional y te hace sentir muy bien.

Sin embargo, llegas a las tiendas para elegir ese piso especial y te encuentras ahora ante la disyuntiva de si colocar pisos de madera (real, llamada también maderas duras) o pisos laminados.

Si ésta es tu situación, entonces revisa las 4 razones por las que sugiero que consideres la opción de elegir y colocar pisos laminados.

La primera razón está ligada con el costo. Los pisos laminados son mucho más asequibles que las maderas duras.

Existen maravillosas maderas duras, que sólo de imaginarlas en tu casa se te ilumina el rostro, mas cuando sacas cuentas, aterrizas fuertemente a la realidad.

Puede ser que tu presupuesto no sea suficiente y entonces tienes la alternativa de los pisos laminados.

Además debes considerar la mano de obra, por lo que las cuentas se deben redondear hasta que veas tu piso instalado y listo para usarse.

Es así que un piso laminado puede cubrir perfectamente con tus necesidades, como el tener un piso de madera, lo más cercano posible y accesible a tus bolsillos.

Por otro lado, también se gana un ahorro en la instalación, ya que es menos costosa.

La segunda razón tiene que ver con la durabilidad. Los pisos laminados son mucho más duraderos. Perfectamente pueden soportar un tráfico pesado y llevar una vida mucho más dura.

Solo piensa en ello si tienes hijos pequeños que suelen ser inquietos, juegan por todas partes y tienen juguetes como carritos, vagones, etcétera, que invariablemente llegan a maltratar un piso.

Si tienes mascotas, es otro punto a considerar, ya que las garras y ciertas actitudes que suelen hacer llegan también a dañar los pisos, ya sea por arañazos o derramamientos.

Ante estos dos panoramas, realmente el estrés se incrementa, ya que o cuidas y disfrutas de tus hijos y mascotas o cuidas y disfrutas de un piso de madera.

Y seamos realistas, ambas cosas no suelen ser compatibles, por mucho cuidado que se tenga.

Por lo que nuevamente sale a rescatarnos el piso laminado.

La tercera razón es que puedes instalarlo tú mismo. Si eres de las personas que gustan de meter las manos y tienes cierta experiencia en trabajos como éste, sabrás que la instalación de un piso laminado es factible realizar a comparación de los pisos de madera.

Cuando de pisos de madera se trata, lo más recomendable es contratar a un especialista y esto representa una inversión, además que es más tardado el trabajo.

Los pisos laminados son mucho más sencillos de instalar y se hace en menos tiempo.

La cuarta razón viene con la estética. Si se elige un buen piso laminado, ya que también aquí hay una variedad de marcas y con ello de calidades, notarás un espacio cálido y agradable.

Aún con el correr del tiempo y ante las inquietudes propias de los niños, mascotas y nosotros mismos como los rasguños, derramamientos de líquidos, movimiento de cosas pesadas y un largo etc., veremos que el piso laminado seguirá viéndose muy bien.

Situación que no podemos decir de los pisos de madera.

Estas son las 4 razones por las que elegí pisos laminados con respecto a los pisos de madera, decisión que me ha hecho muy feliz y me ha permitido disfrutar de mi familia y mi hogar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *